Buscar

Menú principal

  • Quienes somos
  • Dónde estamos
  • Área de militantes
  • Artículos
  • Voces
  • Signo
  • Enlaces
  • Recursos

Sinodo de los obispos sobre la familia

El pasado mes de Octubre se celebró la III Asamblea General Extraordinaria del Sínodo de los Obispos. Fruto de ella se elaboró la Relatio Synodi que sirve de documento preparatorio para la XIV Asamblea General Ordinaria del Sínodo de los Obispos que se celebrará en Octubre próximo. Para poder profundizar en sus planteamientos, estamos llamados a responder al cuestionario que la Comisión Permanente de la ACG os ha remitido a las diócesis para que podáis trabajarlas y entregarlas en las próximas semanas.
El cuestionario que se nos plantea es extenso y pide que, siguiendo las pautas marcadas por el Sínodo de Octubre pasado, demos pasos en toda la Iglesia para seguir concretando caminos para la Pastoral Familiar. No es un cuestionario sencillo de responder, pero estoy convencido que con las respuestas que se puedan aportar se podrá disponer de un material rico para realizar el trabajo exigido en el aula sinodal.
Si has tenido la oportunidad de trabajar el cuestionario, habrás observado que se nos pide, en muchos momentos, capacidad de concreción práctica en referencia con las cuestiones que se nos plantean. No se solicita tanto un planteamiento en el que las respuestas puedan “producirse según esquemas y perspectivas propios de una pastoral meramente aplicativa de doctrina”, por el contrario, se insiste en la trasmisión de experiencias prácticas que ya se estén dando en distintos lugares donde la Iglesia Católica está presente.
El cuestionario está dividido en tres grandes apartados. La primera parte nos invita a mirar con audacia a la realidad de la familia en nuestro entorno, a situarnos y responder ante los desafíos que se nos plantean. En muchas ocasiones se trata de valorar como estamos mostrando a los alejados los grandes valores que en sí contienen el matrimonio y la familia (¿nosotros ya los hemos descubierto y los valoramos adecuadamente?) y qué respuesta real obtiene nuestra proposición.
La segunda parte nos cuestiona sobre nuestro conocimiento sobre la propuesta de la Iglesia en temas de familia. Y digo cuestiona, pues el desarrollo de la teología sobre el matrimonio y la familia que se ha producido en el seno de la Iglesia después del Concilio Vaticano II, es muy vasto y hermoso. Comprender el plan de Dios para el matrimonio y la familia, la fuerza vital y evangelizadora de la vocación al amor o el descubrir a la familia como sujeto de evangelización son, por ejemplo, algunos aspectos no del todo conocidos por el pueblo de Dios y, lo que es más preocupante, por los laicos que forman las familias cristianas.
La tercera parte del cuestionario nos ayuda a valorar los procesos que proponemos a los jóvenes para que descubran su vocación matrimonial como una llamada de Dios y que nos permitan acompañar, en su momento, a los matrimonios jóvenes en sus primeros años de vida conyugal y familiar. Desde esa perspectiva aproximarnos desde
la ternura y la misericordia a muchas situaciones complejas y de gran sufrimiento que se dan en la vida de las familias y que las sumen en las periferias de la existencia. Periferias a las que tenemos que acudir para convertirnos en samaritanos de los sufrientes, caminar a su lado y, contando con su fragilidad y con la nuestra, acompañarles a una vida más plena.
Os animo a leer, profundizar y, en la medida de lo posible, responder al cuestionario. Ese trabajo quizá nos mueva sencillamente a descubrir que hay muchas cuestiones referentes a la pastoral familiar que desconocéis pero que como ACG debéis tenerlas presentes, acogerlas y aprender a darles respuesta de manera activa y comprometida.
Carlos Manuel Escribano Subías
Obispo de Teruel y Albarracín
Obispo Consiliario de la Acción Católica

Descargar Documento y Cuestionario